Poco a poco y sin grandes titulares la primera novela de J.C. Márquez (alias de Juan Cuenca) se está haciendo un hueco entre las lecturas más solicitadas de este verano. Inspirada en casos reales de raptos infantiles nos va llevando a través de diferentes personajes hasta un final que no parece ser el definitivo. Nuestros personajes se sitúan en 3 etapas diferentes de su vida, y así es como conoceremos a Ángel, quien tras un trauma de abusos sexuales llega a convertirse en alguien que ayuda a los demás; a los padres de las niñas raptadas y sus vidas al borde de la miseria sentimental; al grupo de terapia dirigido por Dalmau: ¿se puede sobreponer alguien a los traumas infantiles?; a los retorcidos profesores de un colegio de élite. Los personajes van entrelazándose como ocurre en la vida y nada es tan blanco o negro como las palabras de una novela pueden hacernos pensar.

Os la recomendamos

 

Pin It on Pinterest